Miguel Veny Torres

ANTICH: EL SILENCIOSO

Miguel Veny | 19 Abril, 2011 15:43

     Después de reflexionar sobre los siguientes argumentos: “A Rodríguez Zapatero le han echado. Y han sido los suyos los que se han recreado en escabecharle. Alfonso Guerra le dedicó editoriales devastadores en su revista. El periódico adicto le ha fustigado sin piedad. Felipe González ha sido implacable con el inquilino de Moncloa. Los barones más prestigiosos, Solana, Solchaga, Almunia, han adoptado posiciones inequívocas. Varios presidentes de comunidad o aspirantes a serlo le exigieron públicamente que se largase y no siguiera haciendo daño. Y al final Zapatero se fue porque le echaron" (…) "Adolfo Suárez se fue porque temía ser derrotado por Felipe González en una moción de censura, a lo que habría que añadir la desafección del Rey, el ruido de sable, la rebelión de los suyos y el acoso feroz de los medios de comunicación. Calvo-Sotelo, un gran presidente, trabajador y ordenado, carecía de capacidad de comunicación y pasó de 167 diputados a 12. Felipe González ganó cuatro elecciones generales, tres de ellas por mayoría absoluta, y perdió la quinta por la mínima. Aznar se fue porque decidió hacerlo en la apoteosis de su éxito. Y a Zapatero, tras convertirse en presidente por accidente en 2004 y arruinar a una nación que le dejaron en plena prosperidad, le han echado los suyos porque su nombre garantizaba una derrota abultada.", me pregunto qué postura mantiene Antich ante la trayectoria de ZP. Y me lo pregunto porque a día de hoy, y en lo referente a este asunto, Antich, ha hecho gala del apodo, por todos conocido, del «mudo» que, en su día, le endosaron en el Parlamento de la Carrera de San Jerónimo.

Palma, 19 de abril de 2011

http://perso.wanadoo.es/venytorres/index.htm

Comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb