Miguel Veny Torres

AHORA LE TOCA AL “RAMALLET”

Miguel Veny | 28 Noviembre, 2009 16:58

    La catadura moral de una sociedad, a menudo, se mide por pequeños detalles cotidianos que ocurren en espacios aún más cotidianos y costumbristas como son los mercados. En su día escribí «Siempre que regreso a Mallorca de mis múltiples viajes a Madrid, me acompaña el eco de las últimas palabras de mis amigos: Ya sabes, cuando regreses no te olvides de la sobrasada. Siempre era así. Qué placer siente uno alegrando los gustos gastronómicos de los suyos. Y digo que era porque el otro día, manteniendo una conversación telefónica con uno de ellos, me dijo con toda la franqueza que caracteriza la verdadera amistad: ¡Olé vuestros huevos!, ahora ya te podrás ahorrar las sobrasadas, ¡Qué jodidos sois!, resulta que las elaboráis con la carne de mis paisanos.». Pero hoy, siguiendo la misma línea, toca: el tomate de ramallet. Es curioso -por no utilizar otro adjetivo más contundente- que en muchos establecimientos de nuestros mercados se vendan tomates de ramallet que no lo son. El engaño: diferentes variedades de tomates procedentes de la Península se venden como si fueran los que se cultivan en las Islas. Por que se engaña: el precio en sensiblemente diferente, el ramallet cuesta 4,25 euros el kilo, mientras que el otro llega a un euro. Visto lo visto, no es de extrañar que la exclamación ¡así nos va! sea, para algunos pocos, un persistente eco de la idiosincrasia balear.

    Y yo añado: son tantas las incongruencias de los dos grandes partidos de ámbito nacional, por ejemplo en relación a los nacionalismos, que si UPyD no existiera alguien lo debería crear.
Palma, 28 de noviembre de 2009

http://perso.wanadoo.es/venytorres/index.htm

Comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb