Miguel Veny Torres

EL PSIB Y EL DÉBIL VALOR DE SU PALABRA DADA

Miguel Veny | 30 Enero, 2009 17:06

    Con mucho esfuerzo, grandes dosis de generosidad y no menos sacrificios, nuestra ciudadanía se ha dotado de un sistema político de representación parlamentaria. Donde los partidos políticos se responsabilizan, y más con nuestro mecanismo de listas cerradas, de la coherencia, transparencia y sincera dedicación a la cosa pública de sus cabezas de lista, que darán voz de la voluntad ciudadana derivada de las urnas, en el templo de nuestra democracia que es, como no podría ser de otra manera, el Parlamento Nacional. Este es el mandato que tenía que asumir el PSIB con su parlamentario Antoni Garcias. Sé que en estas islas lo de mirar hacia otro lado o saciar el ego personal a través de la política son actividades que están en el orden del día. Aún así, el PSIB debería ruborizarse, entonar su mea culpa y pedir disculpas por la conducta de éste parlamentario. En esta democracia que nos hemos dado todos, una vez adquirida la representatividad ciudadana, ésta no se puede ni se debe rechazar por una infantil inadaptación como ha sido, en este caso, la morriña a «sa roqueta».

París, 30 de enero de 2009

http://perso.wanadoo.es/venytorres/index.htm

Comentarios

acai berry information

acai berry information | 02/03/2009, 15:19

Vi gør nu klar til sidste dag i morgen, inden vi tager afsted onsdag eftermiddag… ...

La palabra es débil, el hecho más fuerte

Manel | 30/01/2009, 19:52

Pues qué quiere que le diga, sea por morriña o por cualquier otro motivo, la cuestión es que Garcías no se sentía capacitado para desempeñar su cargo. Y ha dimitido por eso.

Los hay, y muchos, que ni se sienten ni saben estar a la altura de las circunstancias, y se perpetúan en sus cargos.

Al menos Garcias ha tenido la dignidad de dimitir antes de demostrar incapacidad, o simplemente de que le echasen.

Tan escasos andamos de gente que voluntariamente dimita -y por motivos mucho más graves que este- y lo convierte en un defecto. Debe ser que es el PSIB, con Cirer (un ejemplo de obstinación pese a la reiterada incompetencia) no lo veo tan incisivo.

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb